Skip to content Skip to footer

Adriana Salazar

En espacios atravesados por conflictos ecológicos, aquello que llamamos ‘naturaleza’, cuando muere o decae, rápidamente se transforma en otra cosa: comienza a circular como desecho, como recurso aprovechable, como objeto o, mercancía. Teniendo presentes estas mutaciones y trayectos de la materia viviente he realizado diversas reanimaciones de cuerpos aparentemente inertes pertenecientes a plantas, animales y objetos, para mostrar cómo pueden mostrarse a la vez muertos y vivos, naturales y artificiales, humanos y no humanos.

Mis proyectos más recientes están situados sobre lugares marcados por procesos de transformación (un cementerio, un crematorio, un lago desecado) que producen desde sí mismos confusiones entre las definiciones binarias que comúnmente separan lo vivo de lo inanimado, o lo natural de lo cultural: la vida en estos lugares aparece como una fuerza multidimensional en la cual se mezclan cosas y personas, criaturas y artificios.

Obras