Espacio Continuo Galería


Linda Pongutá: Y si el agujero se tasqua

Artishock revista

Por Carolina Cerón | Curadora

Grasa de carro, óxido, sangre de cerdo y de drago, tabaco, metales, vitaminas, ambira y plantas medicinales. Un carro con cuencos y todos los polvos, todos los polvos de todos los mundos, pero sobre todo polvo de espirulina y polvo de yarumo. La industria que se mueve, que se decanta y se decae, se hace presente, como un animal sacrificado y moribundo. Se diseca y se repliega, se pudre, construye nidos de telarañas. Hasta lo que no se pudre, aquí se oxida, se añeja, se acuenca y se hace verde por una grieta. Al hacerse verde, le sale vida, otra vida que no conocemos, pero que queremos conocer. Por ahí, colándose entre tanta podredumbre industrial, un hilo de oxígeno vive. Se conjugan por esa grieta de vida lo sólido y lo flexible.

Si va a mostrar esa tela con sangre, tiene que aprender a cantarle al ganado, para sanarlo -le dijo el mamo. Eso se canta así:

a ña, tata, nanaaaa. mmmmm mmm. a ña, nna, ñana, mmmm uuuuu, nna na na ñaaaaaaaa, Ete ganao es maj purito, luego ñaaa, ññaaaa, ña ña, maaaaaaa

Agosto 19, 2022

Artículo completo